Abril 19 - 23 de 2021

Perspectiva Semanal de Divisas

USD (91.02) El dólar se cotiza a la baja frente a sus pares del G10

El dólar presentó una semana con tendencia bajista y cerró el viernes pasado en terreno positivo, con un ligero incremento del 0.04% hasta las 90.38 unidades. El fortalecimiento del dólar se vio limitado debido al repunte de los precios de los commodities, la espera por la aprobación del estímulo fiscal y las cifras desalentadoras que reflejan la holgura del mercado laboral y la falta de dinamismo de los precios en la economía, reflejada en el dato del IPC para el mes de enero. 

EUR (1.2049) El euro consolida ganancias frente al dólar debilitado

El euro presentó una tendencia alcista a lo largo de la semana pasada, culminando a la baja con una ligera desvalorización del 0.08% hasta alcanzar 1.2120. Las acciones finalizan la anterior semana dentro de un sentimiento optimista y con expectativas frente a la aprobación del paquete de estímulo fiscal en EE. UU. A pesar de que los nuevos contagios registrados disminuyeron de manera considerable y las campañas de vacunación se están llevando a cabo, hay incertidumbre acerca de la eficacia de la inmunización frente a las nuevas variantes del virus. Los bloqueos pesan sobre la actividad económica relacionada con los servicios, haciendo que la zona euro presente lecturas débiles de crecimiento, como el retroceso que sufrió frente a la producción industrial europea de -1.6% m/m para el mes de enero.

COP (3,632.71) El peso colombiano como moneda más reactiva de la región

El peso colombiano presento una semana positiva, culminando el viernes pasado con una apreciación de 0.58% alcanzando los $3.504,59 pesos por dólar. El optimismo de los inversores se genera a partir de la reapertura de varios sectores de la economía, el repunte de los precios del petróleo que, juega un rol clave en la dinámica del gasto de la economía, el incremento de las exportaciones e implica la imposición de un techo para la tasa de cambio frente al dólar. El retraso en la presentación de la reforma tributaria es el factor que, por el momento está generando incertidumbre en el mercado, además del plazo para iniciar las campañas de vacunación en el país.

USD

ESTADOS UNIDOS

El fortalecimiento del dólar se ve limitado por los precios de los commodities y la economía

Durante el mes de febrero, la percepción de riesgo global ha disminuido considerablemente, teniendo en cuenta los avances frente a la inmunización de la población y las decrecientes cifras por nuevos contagios. Los reportes recientes de generación de empleo y entrega de subsidios por desempleo en EE. UU. han sido desalentadores, por lo que evidencian la fragilidad del mercado laboral; adicionalmente, la inflación de enero mostró que la dinámica de precios avanza muy lentamente hacia los objetivos de la política monetaria. En este contexto, la Reserva Federal busca mantener la inyección de liquidez al mercado por un tiempo prolongado y como resultado, el dólar encontró la debilidad una vez más.

El índice DXY cerró la semana pasada en terreno negativo, influenciado por el incremento del apetito por el riesgo a nivel global, como resultado de la disminución de los casos nuevos de coronavirus, la caída de las cifras de decesos e ingresos hospitalarios y los avances en los procesos de vacunación de la población alrededor del planeta. Esto ha generado optimismo entre los inversores con respecto a una recuperación de la actividad económica a nivel mundial, fortaleciendo el sentimiento risk-on en el mercado y como resultado, una menor demanda por el dólar que limita su valor. Los precios de los commodities como el oro, el carbón y el petróleo están en boom, limitando de manera directa el fortalecimiento del dólar y evidenciando la correlación negativa que se ha observado históricamente entre el dólar y el precio del barril de crudo.

Por su parte, la espera en torno a la aprobación del paquete de estímulo fiscal en EE. UU. persiste; sin embargo, se espera que se apruebe a mediados de marzo, aumentando las expectativas a nivel mundial. En cuanto a la agenda económica de la semana pasada, se dio a conocer la cifra de enero para el optimismo de los pequeños negocios independientes NFIB que, cayó de 95.9 a 95; al igual que el reporte de la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan de 79 a 76.2, reflejando la incertidumbre frente a la rapidez de la recuperación económica del país. El IPC para enero se ubicó en 0.3% m/m con presiones al alza sobre los precios de los alimentos y combustibles, pero con un rezago considerable sobre los precios de los servicios. En el mercado laboral, las peticiones iniciales de subsidios por desempleo siguen mostrando la fragilidad de la fuerza de trabajo con una cifra de 793 mil que, si bien se redujo con respecto a la semana anterior, la disminución no fue significativa, lo que pone en evidencia la necesidad de un estímulo fiscal y una política monetaria laxa para promover una recuperación duradera.

Durante esta semana se dará a conocer el indicador de fabricación regional medido por el índice de Empire State de NY, para el que se tienen expectativas positivas para el mes de febrero. Adicionalmente, se espera conocer el índice de precios al productor y el desempeño de las ventas al por menor que, podría tener una influencia significativa sobre el dólar y, de sorprender positivamente, podría cambiar la tendencia bajista del dólar y el panorama para las divisas de varios mercados emergentes. Finalmente, se conocerá la cifra para la producción industrial de la economía y los inventarios comerciales.

Creemos que los impulsores del mercado de la divisa serán la evolución de las conversaciones alrededor del estímulo fiscal, la continuación del proceso de vacunación, el comportamiento de los precios del petróleo y, sobre todo, la cifra de ventas al por menor que se conocerá el miércoles.  En este sentido esperamos una semana en donde la tendencia bajista continúe su curso en un rango de negociación semanal comprendido entre 90.11 – 90.39, mientras el repunte de los commodities siga manteniéndose y la economía estadounidense persista en evidenciar un crecimiento económico lento.

EUR

ESTADOS UNIDOS

El fortalecimiento del dólar se ve limitado por los precios de los commodities y la economía

Durante el mes de febrero, la percepción de riesgo global ha disminuido considerablemente, teniendo en cuenta los avances frente a la inmunización de la población y las decrecientes cifras por nuevos contagios. Los reportes recientes de generación de empleo y entrega de subsidios por desempleo en EE. UU. han sido desalentadores, por lo que evidencian la fragilidad del mercado laboral; adicionalmente, la inflación de enero mostró que la dinámica de precios avanza muy lentamente hacia los objetivos de la política monetaria. En este contexto, la Reserva Federal busca mantener la inyección de liquidez al mercado por un tiempo prolongado y como resultado, el dólar encontró la debilidad una vez más.

El índice DXY cerró la semana pasada en terreno negativo, influenciado por el incremento del apetito por el riesgo a nivel global, como resultado de la disminución de los casos nuevos de coronavirus, la caída de las cifras de decesos e ingresos hospitalarios y los avances en los procesos de vacunación de la población alrededor del planeta. Esto ha generado optimismo entre los inversores con respecto a una recuperación de la actividad económica a nivel mundial, fortaleciendo el sentimiento risk-on en el mercado y como resultado, una menor demanda por el dólar que limita su valor. Los precios de los commodities como el oro, el carbón y el petróleo están en boom, limitando de manera directa el fortalecimiento del dólar y evidenciando la correlación negativa que se ha observado históricamente entre el dólar y el precio del barril de crudo.

Por su parte, la espera en torno a la aprobación del paquete de estímulo fiscal en EE. UU. persiste; sin embargo, se espera que se apruebe a mediados de marzo, aumentando las expectativas a nivel mundial. En cuanto a la agenda económica de la semana pasada, se dio a conocer la cifra de enero para el optimismo de los pequeños negocios independientes NFIB que, cayó de 95.9 a 95; al igual que el reporte de la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan de 79 a 76.2, reflejando la incertidumbre frente a la rapidez de la recuperación económica del país. El IPC para enero se ubicó en 0.3% m/m con presiones al alza sobre los precios de los alimentos y combustibles, pero con un rezago considerable sobre los precios de los servicios. En el mercado laboral, las peticiones iniciales de subsidios por desempleo siguen mostrando la fragilidad de la fuerza de trabajo con una cifra de 793 mil que, si bien se redujo con respecto a la semana anterior, la disminución no fue significativa, lo que pone en evidencia la necesidad de un estímulo fiscal y una política monetaria laxa para promover una recuperación duradera.

Durante esta semana se dará a conocer el indicador de fabricación regional medido por el índice de Empire State de NY, para el que se tienen expectativas positivas para el mes de febrero. Adicionalmente, se espera conocer el índice de precios al productor y el desempeño de las ventas al por menor que, podría tener una influencia significativa sobre el dólar y, de sorprender positivamente, podría cambiar la tendencia bajista del dólar y el panorama para las divisas de varios mercados emergentes. Finalmente, se conocerá la cifra para la producción industrial de la economía y los inventarios comerciales.

Creemos que los impulsores del mercado de la divisa serán la evolución de las conversaciones alrededor del estímulo fiscal, la continuación del proceso de vacunación, el comportamiento de los precios del petróleo y, sobre todo, la cifra de ventas al por menor que se conocerá el miércoles.  En este sentido esperamos una semana en donde la tendencia bajista continúe su curso en un rango de negociación semanal comprendido entre 90.11 – 90.39, mientras el repunte de los commodities siga manteniéndose y la economía estadounidense persista en evidenciar un crecimiento económico lento.

COP

ESTADOS UNIDOS

El fortalecimiento del dólar se ve limitado por los precios de los commodities y la economía

Durante el mes de febrero, la percepción de riesgo global ha disminuido considerablemente, teniendo en cuenta los avances frente a la inmunización de la población y las decrecientes cifras por nuevos contagios. Los reportes recientes de generación de empleo y entrega de subsidios por desempleo en EE. UU. han sido desalentadores, por lo que evidencian la fragilidad del mercado laboral; adicionalmente, la inflación de enero mostró que la dinámica de precios avanza muy lentamente hacia los objetivos de la política monetaria. En este contexto, la Reserva Federal busca mantener la inyección de liquidez al mercado por un tiempo prolongado y como resultado, el dólar encontró la debilidad una vez más.

El índice DXY cerró la semana pasada en terreno negativo, influenciado por el incremento del apetito por el riesgo a nivel global, como resultado de la disminución de los casos nuevos de coronavirus, la caída de las cifras de decesos e ingresos hospitalarios y los avances en los procesos de vacunación de la población alrededor del planeta. Esto ha generado optimismo entre los inversores con respecto a una recuperación de la actividad económica a nivel mundial, fortaleciendo el sentimiento risk-on en el mercado y como resultado, una menor demanda por el dólar que limita su valor. Los precios de los commodities como el oro, el carbón y el petróleo están en boom, limitando de manera directa el fortalecimiento del dólar y evidenciando la correlación negativa que se ha observado históricamente entre el dólar y el precio del barril de crudo.

Por su parte, la espera en torno a la aprobación del paquete de estímulo fiscal en EE. UU. persiste; sin embargo, se espera que se apruebe a mediados de marzo, aumentando las expectativas a nivel mundial. En cuanto a la agenda económica de la semana pasada, se dio a conocer la cifra de enero para el optimismo de los pequeños negocios independientes NFIB que, cayó de 95.9 a 95; al igual que el reporte de la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan de 79 a 76.2, reflejando la incertidumbre frente a la rapidez de la recuperación económica del país. El IPC para enero se ubicó en 0.3% m/m con presiones al alza sobre los precios de los alimentos y combustibles, pero con un rezago considerable sobre los precios de los servicios. En el mercado laboral, las peticiones iniciales de subsidios por desempleo siguen mostrando la fragilidad de la fuerza de trabajo con una cifra de 793 mil que, si bien se redujo con respecto a la semana anterior, la disminución no fue significativa, lo que pone en evidencia la necesidad de un estímulo fiscal y una política monetaria laxa para promover una recuperación duradera.

Durante esta semana se dará a conocer el indicador de fabricación regional medido por el índice de Empire State de NY, para el que se tienen expectativas positivas para el mes de febrero. Adicionalmente, se espera conocer el índice de precios al productor y el desempeño de las ventas al por menor que, podría tener una influencia significativa sobre el dólar y, de sorprender positivamente, podría cambiar la tendencia bajista del dólar y el panorama para las divisas de varios mercados emergentes. Finalmente, se conocerá la cifra para la producción industrial de la economía y los inventarios comerciales.

Creemos que los impulsores del mercado de la divisa serán la evolución de las conversaciones alrededor del estímulo fiscal, la continuación del proceso de vacunación, el comportamiento de los precios del petróleo y, sobre todo, la cifra de ventas al por menor que se conocerá el miércoles.  En este sentido esperamos una semana en donde la tendencia bajista continúe su curso en un rango de negociación semanal comprendido entre 90.11 – 90.39, mientras el repunte de los commodities siga manteniéndose y la economía estadounidense persista en evidenciar un crecimiento económico lento.

Forecast de Corto Plazo

 

Forecast19 23

Global Disclaimer

Estamos convencidos que todo inversionista debe diversificar sus inversiones en una variedad de clases de activos, en cualquier entorno o tendencia de mercado, así como colaborar permanente y estrechamente con su asesor financiero, para asegurar que su cartera esté adecuadamente diversificada y que su plan financiero respalde sus objetivos a largo plazo, su horizonte temporal y tolerancia al riesgo, aunque, la diversificación no garantiza ganancias ni protege contra las pérdidas. La información que precede, así como las empresas y/o valores individuales mencionados, no deben interpretarse como un consejo de inversión, una recomendación de compra o venta, ni como una indicación de la intención de comercializar en nombre de cualquier producto de Acciones & Valores S.A.. Los valores que se mencionan pueden o no ser parte de los fondos de Acciones & Valores S.A. Para obtener una lista completa de las tenencias de cualquier cartera de Acciones & Valores S.A., consulte el informe anual, semestral o trimestral más reciente en nuestra página web. Este documento es de carácter informativo. Acciones y Valores, no se hace responsable de la interpretación de dicha información, dado que la misma, no comprende la totalidad de aspectos que un inversionista pudiera considerar necesaria o deseable para analizar su decisión de participar en alguna transacción, dado que se presenta de manera abreviada. Es necesario que los inversionistas para efectos de contar con la total y absoluta precisión, consulten todos los documentos suministrados a través de la página web. Igualmente, los inversionistas deberán adelantar, por su cuenta, el análisis financiero y legal para efectos de tomar cualquier decisión de inversión. Los valores y números aquí consignados son obtenidos de fuentes de mercado que se presumen confiables tales como Bloomberg, Reuters y los Emisores. Las calificaciones hechas en el informe no deben considerarse como recomendaciones de inversión ni tampoco como sustitutos a las calificaciones dadas por agencias de crédito certificadas tales como Moody’s o Standard & Poor’s. Estas calificaciones son únicamente cuantitativas, no incluyen factores cualitativos y dependen de la información financiera disponible en el mercado en el momento de ser preparadas. Las opiniones, estimaciones y proyecciones en este reporte reflejan el juicio actual del autor a la fecha del reporte, y se aclara que el contenido de la información aquí contenida puede ser objeto de cambios sin previo aviso. La remuneración de los autores no está asociada a los resultados del reporte ni a las recomendaciones realizadas. La presentación y cualquier documento preliminar sobre los productos aquí mencionados no constituyen una oferta pública vinculante, por lo cual, tanto la presentación como cualquier otro documento pueden ser complementados o corregidos.

 

Héctor Wilson Tovar García Análisis Macroeconómico

Gerente de Investigaciones Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Lina María Uribe Analista de Divisas Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Laura López Merchán Analista Renta Variable Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Daniel Herrera Hernández Analista Renta Fija daniel.herrera @accivalores.com

Ángeles Sánchez Analista Sector Retail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Nicolás Caicedo Analista Sector Energético Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Daniela Sarta Analista Sector Financiero Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Imprimir   Correo electrónico