Dólar cede terreno tras débil dinámica de inflación

Peso Colombiano
El peso colombiano (COP) la jornada anterior registró un comportamiento levemente negativo contrastando con las valorizaciones de las monedas de mercados emergentes. La vulnerabilidad de la tasa de cambio a factores externos sigue aumentando a medida que el déficit de cuenta corriente se deteriora por lo que podríamos evidenciar mayores desvalorizaciones bajo condiciones de riesgo en los mercados internacionales. Si bien la presión de la tasa de cambio sigue siendo alcista debido al importante interés comprador por parte de agentes offshore, durante la jornada el peso podría presentar una corrección y valorizarse, ajustándose a las variaciones de las monedas pares, así como a una debilidad global del dólar y el repunte de los precios de las principales materias primas de exportación. Bajo este contexto esperamos que la tasa de cambio opere en el rango 3,150 - 3,175.

Euro
El euro (EUR) mantiene un desempeño defensivo y sigue corrigiendo luego de la importante desvalorización registrada tras las decisiones del BCE de mantener la liquidez y las tasas de interés en mínimos, al menos por el resto del año. La moneda única se beneficia de la debilidad del dólar pero sigue siendo altamente vulnerable al riesgo Brexit. En el corto plazo la figura de 1.12 dólares es una zona de soporte importante y hasta que no logre cruzar este nivel prevemos que la moneda común tiene margen para valorizarse y mantenerse sobre 1.1250 con objetivo a la zona de 1.13, siempre y cuando se mantenga un sentimiento de optimismo en el mercado y el dólar se mantenga limitado.

Índice Dólar
El dólar cede terreno por tercera jornada consecutiva y podría extender su caída hasta niveles cercanos a la figura de 97 unidades a medida que el sentimiento en los mercados parece mejorar, mientras que los rendimientos del tesoro en EEUU muestran una caída importante. Los precios siguen presentando bajas presiones inflacionarias sugiriendo una débil dinámica de la demanda interna y limitando las probabilidades de subidas de tasas de interés por parte de la Fed. Al inicio del año la divisa estadounidense de desvalorizó debido al tono moderado de los miembros del FOMC, y en la medida que se mantenga esta expectativa en el mercado, el dólar puede mantenerse presionado. En el corto plazo la divisa puede beneficiarse de la incertidumbre y el sentimiento de riesgo, pero mantenemos nuestra expectativa de desvalorizaciones en el mediano plazo por un menor ritmo de ajuste de la política monetaria y el deterioro de los déficits gemelos.


Imprimir   Correo electrónico