Deterioro en el sentimiento de los mercados internacionales

Peso Colombiano
El peso colombiano (COP) ha mantenido un desempeño positivo las últimas jornadas y se caracteriza como la moneda emergente con mejor desempeño en lo corrido de la semana, impulsada principalmente por factores globales, como el mayor apetito por riesgo en mercados emergentes y el alza del petróleo, mientras que los factores locales sugieren un menor ajuste positivo de la moneda. En contraste, el sentimiento de los mercados sugiere una mayor aversión al riesgo que deteriora el sentimiento sobre los activos de mercados emergentes y puede generar un efecto contagio sobre la tasa de cambio local generando leves presiones alcistas, con un objetivo hacia niveles levemente superiores a la figura de 3,105. La prima de riesgo local incrementa en un contexto de mayor volatilidad a nivel global, mientras que el retroceso de los precios del petróleo reafirma dicha expectativa. Resaltamos la importancia de los datos en EEUU y el posible efecto sobre el peso, debido a que una lectura positiva que amplíe la fortaleza global del dólar aumentará las presiones negativas sobre la moneda local; mientras que una reducción en las ganancias de la moneda estadounidense y una corrección de las monedas pares soportará el peso. Bajo este contexto esperamos que la tasa de cambio opere en el rango 3,100 - 3,120.

Índice Dólar
El dólar se continúa recuperando luego de haber rebotado en mínimos de un mes en el PM200 (95.86 unidades), y el índice DXY se consolida en niveles superiores a la figura de 96 unidades; operando cerca del PM20 (96.6). La divisa estadounidense se fortalece debido al importante deterioro en el sentimiento de los mercados internacionales en medio de las renovadas preocupaciones por crecimiento económico global, la incertidumbre del Brexit y las dudas sobre las negociaciones comerciales entre los países más grandes del mundo. El dólar se beneficia del débil sentimiento en torno a las monedas desarrolladas en un contexto en el cual la normalización de política monetaria de dichos países puede retrasarse, y la divisa estadounidense se mantiene como la moneda con mayor atractivo relativo por los mayores rendimientos de sus activos. Durante la jornada el mercado estará atento a las cifras de actividad económica medidas por índice PMI, donde una lectura favorable ampliará las ganancias de la moneda.

Euro
El euro (EUR) mantiene un tono negativo y se deprecia por segunda jornada consecutiva alejándose de los máximos recientes y retornando a niveles cercanos a la figura de 1.13. El sentimiento negativo en torno al euro se da como consecuencia de las renovadas preocupaciones sobre el crecimiento de la economía en los países del bloque, así como la continua incertidumbre del Brexit. La actividad económica de la industria manufacturera en Alemania se contrajo por tercer mes consecutivo en marzo y el índice PMI alcanzó su nivel más bajo en seis años (44.7), generando que la industria total de la Eurozona permaneciera en territorio contractivo (47.6). En 4T18 la economía alemana presentó una dinámica relativamente estable y ahora parece estar encaminada a una recesión con lo cual los rendimientos de los bunds alemanes alcanzaron territorio negativo por primera vez desde 2016 presionando la caída de la moneda única, que puede encontrar apoyo en 1.1290; pero de mantener el sentimiento negativo podría acelerar la caída hasta 1.1235.


Imprimir   Correo electrónico