Dólar extiende sus pérdidas previo a las señales de la Fed

Peso Colombiano
El peso colombiano (COP) ha registrado un desempeño relativamente superior al de sus pares de mercados emergentes y mantiene una leve presión bajista a medida que el sentimiento de riesgo continúa cediendo y la volatilidad en los mercados internacionales alcanza mínimos de cinco meses. Durante las últimas jornadas la correlación con lo precios del petróleo se ha estabilizado y los niveles actuales soportan el buen comportamiento de la moneda local. Destacamos que previo a la reunión de la Fed los inversionistas mantendrán un tono de cautela y las movimientos a la baja de la tasa de cambio podrían estar limitados, al tiempo que se ajusta al desempeño reciente de sus pares de la región, los principales fundamentales del peso comienzan a mostrar leves correcciones y las tasas de los tesoros en EEUU ponen un piso al dólar. Durante la jornada esperamos que la tasa de cambio opere en el rango 3,080 - 3,100.

Euro
El euro (EUR) mantiene un interés comprador soportado cerca de máximos de dos semanas en medio de un relativo optimismo en los mercados y una continua debilidad del dólar a nivel global. La moneda común estuvo igualmente apoyada por un importante avance en la confianza de los inversores alemanes, que aumentó por un quinto mes consecutivo a su mejor nivel desde mayo de 2018. Sin embargo, destacamos que por la falta de mayores catalizadores el margen de mayores valorizaciones ahora parece limitado en la zona del PM 50 y 100 (1.1360, 1.1367 respectivamente), pero señalamos que de ampliarse el sentimiento negativo sobre el dólar y romper este nivel la subida del euro podría acelerarse hasta 1.1390 como lo señalamos en nuestro informe semanal. El mercado estará igualmente atento al desarrollo de las negociaciones comerciales entre el Reino Unido y la Unión Europea donde desarrollos negativos podrían acelerar las correcciones cerca de 1.1340.

Índice Dólar
El dólar continúa presentando un desempeño negativo y se mantiene bajo presión extendiendo las pérdidas registradas la semana anterior a medida que las preocupaciones sobre un crecimiento económico más lento en EEUU aumentan. Así, el mercado continúa ponderando que la Fed mantendrá una postura moderada y que será paciente respecto a la subida de tasas de interés, y no vemos razones para que el emisor cambie su lenguaje, lo que deteriora el sentimiento sobre el dólar. El índice DXY acumula tres jornadas consecutivas de caídas y opera debajo de los PM de 20, 50 y 100 (96.65, 96.37 y 96.55 respectivamente). Durante la jornada el índice podría encontrar apoyo en la zona de 96.25-30, no obstante, el mercado estará atento a la cifra final de órdenes de bienes durables que, de confirmar la lectura negativa sumado a una menor dinámica a la esperada de los pedidos de fábrica acelerarán la caída. En contraste, señalamos que una leve recuperación en las cifras macro en EEUU que soporten la demanda interna generarán un leve repunte en el dólar, impulsado igualmente por la subida de los rendimientos del tesoro.


Imprimir   Correo electrónico