Inversionistas atentos a decisiones de Bancos Centrales y avances en materia comercial.

Diciembre 09 de 2019

Los futuros de las acciones en EE.UU. caen junto con las acciones europeas mientras los inversionistas se preparan para una semana repleta de catalizadores potenciales, desde las reuniones de los bancos centrales (FED y BCE que pueden ofrecer pistas sobre si habrá más flexibilización monetaria en 2020) hasta el plazo para que EE.UU. imponga nuevos aranceles a China. Los futuros de los principales índices de renta variable luchan por mantener la tracción mientras los operadores esperan noticias sobre la guerra comercial. El índice Stoxx Europe 600 fluctuó con más de la mitad de las acciones disminuyendo, lideradas por la caída de las compañías de energía que compensan los aumentos de las mineras y minoristas. Los índices registraron aumentos modestos en Tokio y Seúl, mientras que las ganancias se redujeron principalmente en Hong Kong y Shanghái.

Ahora que EE.UU. y China se dirigen al tramo final de las negociaciones para evitar una escalada arancelaria, los mercados estarán atentos a cualquier señal de progreso. El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, aseguró al cierre de la semana anterior que las dos partes están regateando sobre la cantidad de productos agrícolas que Pekín está dispuesta a comprar. Los datos mostraron que las exportaciones Chinas cayeron un 1,1% en noviembre, mientras que en EE.UU. cayeron un 23%, lo que resalta por qué las dos naciones pueden querer resolver la disputa.


Imprimir   Correo electrónico