fbpx
logo_wu_pagina.png

Avianca: Turbulencia en medio de la crisis global.

Avianca: turbulencia en medio de la crisis global

La situación financiera de Avianca enfrenta un entorno retador incluso desde antes de la crisis actual. Sin embargo, el inicio del 2020 parecía prometedor para la compañía tras completar de forma exitosa el reperfilamiento financiero de su deuda con United Airlines y Kingsland, además de un desembolso de crédito garantizado convertible por US$ 250 millones. En adición a esto, la empresa logró acuerdos con sus proveedores claves para renegociar todas sus obligaciones de deuda y arrendamiento, lo que le representó US$ 125 millones de financiamiento adicionales. De esta manera, Avianca consiguió el intercambio automático de apróximadamente US$ 484 millones de sus bonos que vencían en mayo del 2020, por bonos garantizados con vencimiento en mayo de 2023, lo cual trajo un gran alivio para las finanzas de la empresa.

A lo anterior, como parte del plan Avianca 2021, se suma el plan de optimización de flota de la compañía, que significaría un ahorro de aproximadamente USD $2,760 millones, y la disminución de frecuencias y eliminación de los trayectos menos rentables, con lo que la perspectiva de los inversionistas se tornó menos pesimista, impulsando valorizaciones en el precio de la acción, que alcanzó su precio máximo de 2020 el 20 de febrero (COP $2,120/acción), en niveles no vistos desde diciembre de 2018, incluso pese al anuncio de las inevstigaciones ante la posible participación de altos ejecutivos de la compañía en un caso de corrupción con Airbus. No obstante, lah llegada del Covid – 19 introdujo altos niveles de volatilidad en el mercado financiero a nivel global, en donde los sectores petrolero y aeronáutico fueron los más afectados, dadas las restricciones de movilidad impuestas por los distintos gobiernos, que limitaron las operaciones de las compañías aéreas, y con ello, el precio de la acción alcanzó un nuevo mínimo histórico el 19 de marzo de 2019 (COP $350/acción).

De esta manera, pese a todos los esfuerzos de Avianca por mejorar su estabilidad financiera y su nivel de ingresos, en el mes de enero presentó una caída de 9.5% en los pasajeros transportados con respecto a enero del año pasado. Esto sería sólo el comienzo de un notorio deterioro de sus actividades, pues la situación empeoraría incluso más en los meses posteriores. A raíz de la situación excepcional provocada por la pandemia del coronavirus, el flujo de pasajeros del mes de marzo llegó a reducirse hasta un 53.3% respecto al mismo mes de 2019. En la medida en que las restricciones impuestas por los gobiernos al transporte aéreo aumentaban, la compañía tuvo que implementar planes a corto plazo para ajustar su capacidad, reducir gastos y proteger la liquidez. Dentro de estas medidas, destacan la congelación de contrataciones, implementación de licencias voluntarias no remuneradas, suspensiones de contratos de trabajo, negociaciones de condiciones de pago con proveedores y aliados, y aplazamiento de costos no esenciales y gastos de capital.

FacebookLinkedInTwitterWhatsApp Logo 1

Defensor consumidor Superfinanciera AMV BVC
Copyright © 2018. ACCIONES & VALORES. Todos los derechos reservados.