fbpx
logo_wu_pagina.png
western-union-moviles-transparente.png

Avianca se acoge nuevamente al capítulo 11 de la ley de bancarrota de Estados Unidos.

10 de mayo de 2020

El día de hoy, la compañía anunció que tomó la decisión de acogerse a la ley de salvamento económico según las normas de Estados Unidos, por insolvencia. Esta situación podría ser  similar a la enfrentada en 2003, cuando fue rescatada por Germán Efromovich, pero en un contexto completamente distinto, en donde, debido a las condiciones actuales, toda la flota de pasajeros de la aerolínea se encuentra completamente paralizada, dadas las medidas anunciadas por los gobiernos para limitar la propagación del Covid-19. Lo anterior, ha generado un fuerte impacto negativo en el sector del transporte aéreo y de turismo, en donde la Agencia Internacional de Transporte Aéreo (IATA), estima que el tráfico aéreo ha disminuído en aproximadamente un 90% a nivel mundial, generando una disminución esperada de USD $314,000 mil millones.

Particularmente, en el caso de Avianca, las operaciones de pasajeros se han mantenido en tierra desde mediados de marzo, señalando una reducción de más del 80% en sus ingresos consolidados, ejerciendo presiones sobre la liquidez de la compañía. Como señalamos en un informe realizado recientemente, la situación financiera de la aerolínea enfrenta un entorno retador incluso en momentos previos a la crisis. Sin embargo, el panorama parecía menos sombrío tras la reestructuración de la deuda lograda a finales de 2019, junto con los planes de optimización alineados con el plan “Avianca 2021”. Bajo el contexto de la crisis del sector a nivel global, distintos gobiernos alrededor del mundo anunciaron medidas de apoyo económico y fiscal para las aerolíneas, por lo que Avianca solicitó apoyo al gobierno colombiano, quien manifestó su intención de ayudar al sector en general, pero aún no ha sido anunciado algo concreto al respecto.

Ante los problemas de liquidez que enfrenta, Avianca anunció distintas medidas como la congelación de contrataciones, implementación de licencias voluntarias no remuneradas, suspensiones de contratos de trabajo, negociaciones de condiciones de pago con proveedores y aliados, y aplazamiento de costos no esenciales y gastos de capital. No obstante, los analistas del mercado empezaron a barajar la posibilidad de Default, a medida que se acercaba la fecha de vencimiento de bonos emitidos por la compañía, que correspondían a un pago de casi USD $66 millones, por lo que la agencia calificadora Standard & Poor’s informó que refujo la calificación crediticia a CCC-, con perspectiva negativa, ante la posibilidad de impago dadas las condiciones actuales.

facebook acciones y valores  linkedin acciones valoresTwitterYouTube acciones valores whatsapp acciones valores

 

Defensor consumidor Superfinanciera AMV BVC
Copyright © 2018. ACCIONES & VALORES. Todos los derechos reservados.

Hola...estamos listos para atender tus requerimientos

WhatsApp
Close and go back to page