Y ahora, ¿qué rumbo tomará el dólar?

Durante el presente mes de febrero, la percepción de riesgo global ha disminuido considerablemente, teniendo en cuenta los avances frente a la inmunización de la población y las decrecientes cifras por nuevos contagios. Recientemente, los reportes de generación de empleo en EE. UU. han sido desalentadores por lo que evidencian la fragilidad del mercado laboral; más recientemente la inflación de enero, mostró que la dinámica de precios avanza muy lentamente a los objetivos de la política monetaria. Como resultado, el dólar nuevamente encontró la debilidad una vez más.


Imprimir   Correo electrónico